¿Qué es Inteligencia Lingüística?

by Omar Fuentes

Inteligencia Lingüística

En este artículo expongo una perspectiva personal acerca del concepto “inteligencia lingüística”.

Hago esta aclaración porque, con la proliferación de disciplinas o modelos que ofrecen ideas relacionadas a los diversos tipos de inteligencia, quisiera hacer hincapié en las características que a mí me interesan de ésta y que me parece que diferencian mi postura de otras ofrecidas.

Con esto implico que esta versión de la historia es solamente eso: una versión. La mía, por supuesto. Es la que encuentro útil y la que se me ocurre congruente con mis ideas, con los modelos que he desarrollado y con las habilidades que enseño.

Naturalmente, al presentarte estas reflexiones, tengo la esperanza de que para ti también tengan sentido.

Lo que suele asociarse al concepto inteligencia lingüística (y que a mí no me convence del todo)

Alcanzo a ver por lo menos tres interesantes áreas -hasta cierto punto, populares- que exploraré a continuación:

1. Las palabras

Muchas personas opinan que la inteligencia lingüística debe estar relacionada con la elección de palabras. Al parecer, la destreza de elegir palabras que están debidamente aprobadas por algún organismo académico y adecuadamente inscritas en El Libro es para algunos un indicio de inteligencia lingüística.

Hay quienes están en una continua revisión de los vocablos empleados por sus interlocutores y no dudan en condenar a quienes osan utilizar una palabra no aprobada por la Real Academia de la Lengua Española y, por ello, no considerada para formar parte del diccionario oficial. De hecho, hay personas que, cuando quieren cuestionar el punto de vista de alguien más, lo hacen a partir de las palabras que emplea; buscan en internet las definiciones y al detectar “errores” de uso creen demostrar que, solamente por eso, esa opinión es cuestionable o, en el peor de los casos, ni siquiera vale la pena considerarla.

Para mí, por muy asombroso que pudiera llegar a ser dicho conocimiento, saber cuáles palabras están aceptadas por la autoridad lingüística oficial (para usarlas) y cuáles no (para evitarlas) y recordar las definiciones aprobadas me parece más una demostración de buena memoria que de inteligencia lingüística.

2. Las estructuras

También hay quienes juzgan a los comunicadores por su sintaxis. Sí, entiendo que quizás esta área de la Lingüística no es del conocimiento general; sin embargo, en realidad estamos hablando de la estructura de los enunciados, muchas veces entendida como la redacción de las frases empleadas.

De esta manera, hay personas que ciertamente son capaces de construir enunciados que se apegan a las reglas sintácticas del idioma que hablan y esto usualmente se traduce en mejores niveles de comprensión por parte de sus interlocutores. Es un hecho que se trata de una habilidad relacionada con el manejo del lenguaje y no es sorprendente que sea un criterio para evaluar la inteligencia lingüística de las personas.

Desde mi punto de vista, esta destreza requiere de un conocimiento del idioma y sus estructuras, así como de un orden mental necesario para poder estructurar las ideas en enunciados. ¿Alcanza eso para denotar inteligencia lingüística? Yo creo que se queda corto… ¡pero sigue leyendo!

3. El estilo

Utilizo la palabra “estilo” para hablar del uso del lenguaje en general aunque este concepto normalmente está vinculado a la comunicación escrita; así lo hago porque me parece que refleja exactamente este componente inherente al modo en el que nos comunicamos, independientemente de la vía que utilicemos.

El estilo, me parece, tiene que ver con los patrones que utilizamos al usar el lenguaje. Por supuesto, se trata de un universo muy amplio en tanto que podríamos detectar con facilidad una cantidad enorme de patrones en nuestro discurso. Aunado a esto, además hay que decir que tener un estilo comunicacional también tiene que ver con ser sistemático en el empleo de dichos patrones. En otras palabras: los patrones ahí están… aparecen muchas veces involuntariamente porque ésa es la naturaleza de un idioma cualquiera; sin embargo, ser sistemático en la utilización de dichos patrones implica el haber reconocido justamente esos patrones para poder repetirlos posteriormente. Es por eso que muchas veces el estilo da una identidad característica al individuo que lo utiliza sistemáticamente.

Hay una tercera variable en este tópico: la moda. Hay estilos que pasan de moda con rapidez y hay otros patrones lingüísticos que perduran en el tiempo; hay grupos que aceptan un estilo específico y hay contextos en donde es necesario utilizar otro. Los patrones van cambiando y es la moda la que muchas veces determina el estilo que será aceptado por los pares, los críticos y las audiencias.

Es por todo esto que muchos ven en el estilo un reflejo innegable de inteligencia lingüística. Dicho de otro modo: como que suena a que hay que ser muy inteligente para hablar “con estilo”, ¿cierto?

Entonces, ¿qué es inteligencia lingüística? (un, dos, tres por mí y por todos mis compañeros)

Para mí, la palabra inteligencia debe estar asociada ineludiblemente con otro concepto: resultados. De este modo, en muy pocas palabras, la inteligencia lingüística debe estar vinculada necesariamente con los resultados que obtenemos al utilizar el lenguaje.

Desarrollemos un poco…

Desde una perspectiva sistémica, la comunicación es el ejemplo por excelencia de la realimentación (conocida también en el espacio limítrofe entre la Real Academia y el Mundo Real como “retroalimentación”).

Esto es, para que exista verdaderamente el fenómeno comunicacional es indispensable no sólo la emisión del mensaje por parte del emisor sino la obtención de una respuesta -cualquiera que ésta sea- de parte del receptor. La palabra clave aquí, por supuesto, es “respuesta”.

Dicho como si fuera fase publicitaria:

Si no hay respuesta, no es comunicación. (¡Twittéame!)

A mí me gusta pensar que siempre que diseñamos un mensaje lingüístico tenemos un objetivo que le da sentido; es cierto, a veces es un objetivo explícito y otras tantas está implícito en el mensaje. Y ese objetivo toma la forma de una respuesta de nuestros interlocutores.

Pues bien, para mí, inteligencia lingüística es saber diseñar un mensaje lingüístico que aumente las probabilidades de obtener la respuesta para la que fue creado.

¿Así nomás? Sigue leyendo…

Los niveles de un mensaje

En casi todos los entrenamientos de habilidades lingüísticas que imparto me gusta explicar los niveles de un mensaje. En realidad, a lo que hago referencia es a las tres grandes áreas de la Lingüística y así lo expongo porque me parece que es un conocimiento esencial para comprender el verdadero impacto de nuestras palabras y las diferentes formas que éste puede tomar.

Sin ánimo de profundizar en ello, los enuncio:

  • Nivel semántico: En corto, la semántica es el estudio del significado. Cuando nos comunicamos, ciertamente estamos transmitiendo significados -tanto de las palabras como de los enunciados que éstas conforman- y muchas veces elegimos estas palabras de acuerdo a las convenciones previamente establecidas en el idioma.
  • Nivel sintáctico: Brevemente, la sintaxis es el estudio de las reglas. El modo en el que aprendemos estas reglas del idioma que nos tocó hablar es uno de los misterios más explorados en el ámbito de la Lingüística; justamente por eso es que no sería del todo correcto decir que “elegimos” emplear ciertas estructuras aunque, por obvias razones, no podríamos dejar de utilizarlas.

Aquí me detengo para abrir y cerrar un paréntesis:

(al inicio de este artículo hablábamos, además de las palabras y las estructuras, del estilo: me parece que éste es una mezcla entre los dos primeros niveles lingüísticos que he expuesto hasta aquí, en tanto que el estilo se conforma precisamente por la elección de palabras específicas dentro de un conjunto de estructuras particulares)

Y aquí continúo con lo que para mí hace toda la diferencia:

  • Nivel pragmático: Con una palabra nuevamente, la pragmática es el estudio de la relación. Por mucho, es el nivel más significativo de los tres (lamento el chascarrillo irónico pero no pude evitarlo), al menos en cuanto a la inteligencia lingüística se refiere. Este nivel es esencial para el diseño de un mensaje en función de los resultados esperados, pues gracias a éste analizamos el contexto específico en el que este mensaje será transmitido y consideramos también quién es el emisor y quién es la audiencia a quien se dirige el primero.

Esta idea es tan importante para justificar mi planteamiento que lo diré de otro modo y hasta colorearé las letras:

Para mí, tener inteligencia lingüística implica no solamente elegir las palabras de acuerdo a su significado, construir enunciados debidamente estructurados y utilizar un estilo aceptado sino que, más importante aún, implica realizar un análisis del contexto de esa comunicación específica para diseñar un mensaje que tenga mayores probabilidades de lograr su cometido.

Así nomás… ;)

Quiero saber lo que piensas; déjame un comentario.

Saludos,
Omar.

{ 29 comments… read them below or add one }

Oscar Martínez Jamed

Mi querido Omar, primeramente felicitarte por tu artículo, excelente!!!, como siempre.
Es aventurado dar opiniones al respecto hacia alguien como tu, que manejas esto con mastría. Coincido plenamente con tus puntos y comentarios, tal vez, yo, concluiría diciendo que evidentemente, el mensaje y el mensajero deberán adecuarse de manera efectiva al receptor si se trata de hacer una “comunicación inteligente” y por ende, pretendiente de lograr “el resultado” esperado del mensaje.

Reply

Omar Fuentes

Por supuesto, Óscar. Además de adaptarse al receptor, yo siempre añado el contexto: el mismo receptor pero en diferente contexto suele tener implicaciones diferentes para el diseño de un mensaje. ¡Un abrazo!

Reply

Oscar Martínez Jamed

Totalmente de acuerdo!!! Feliz y próspero 2012, un abrazo!

Reply

Samuel Soto Antileo

“Quiero saber lo que piensas…” jeje (Te imaginé con un turbante y los ojos delineados, con anillos en todos tus dedos y un acento de mago) . Hola Omar!, desde hace ya un tiempo vengo siguiendo algunas de tus publicaciones. Te agradezco la pasión que se refleja a la hora de comunicar lo que conoces del lenguaje. Yo soy psicólogo de profesión y llegué a esta página (quizá como muchos, quizá como pocos) luego de estudiar PNL y reconocer tu nombre en diversos websites.
De lo que pienso en estos momentos, pues me llama mucho la atención de que en PNL pocas veces se profundiza tanto respecto al lenguaje (al menos lo que me ha tocado ver a mi), y con tus presentaciones me doy cuenta además, de que mucho de lo que hace el buen R. Bandler ha sido estudiado por otros, como por ejemplo Mr. Chomsky, Mr. Pinker, Mr. Polya….y por supuesto Mr. O. Fuentes . Sería genial que un día realmente se pudiera crear un cuerpo de conocimientos y aplicaciones que gozara de robustez en su marco teórico y de elegancia en sus aplicaciones prácticas, he visto algunos de tus videos y me parece un gran estilo de enseñar pues es entretenido y llama la atención. Por otra parte, te felicito por la evolución que ha alcanzado tu trabajo, pues me imagino que de todo lo que haz hecho profesionalmente, ya en en el dia de hoy lo haz pulido, filtrado, resumido, y aclarado en muchos sentidos.
Bien….eso es lo que pienso! ya me leíste la mente Señor Mago! (jeje, recordé que tienes un Webinario llamado “Pases Mágicos”). Te mando un fuerte abrazo desde el sur de Chile!, y por ahora te pido un favor! ¿Puedes recomendar libros o autores (ojalá en este querido idioma español) acerca del lenguaje, y que se acerquen a tus postulados o que hayan contribuído a las bases del mismo?.
Muchas gracias Omar, bendiciones y éxito en tus mejores sueños y proyectos! Seguimos en contacto!….

Reply

Omar Fuentes

(Habiéndome quitado el turbante y dejando solamente uno de los anillos, te digo…) Gracias por dejarme saber lo que piensas… ;)

Muchas gracias por tus amables comentarios. Coincido contigo: siempre he dicho que la L de la PNL representa el área más olvidada y difusa del campo. Han sido muy pocos los que nos hemos comprometido con ese rubro -en parte por la utilidad que vemos, en parte por nuestras convenientes obsesiones- y ciertamente hay mucho que explorar todavía por aquí.

Bajo la idea de darle crédito a quien crédito merece, debo decir que este enunciado…

me doy cuenta además, de que mucho de lo que hace el buen R. Bandler ha sido estudiado por otros, como por ejemplo Mr. Chomsky, Mr. Pinker, Mr. Polya….

… en realidad va al revés: mucho de lo que hace Bandler, lingüísticamente hablando, ha sido originado y propuesto por Chomsky, Pinker, Polya, etc. Es Bandler quien lo ha estudiado. Pequeña y sutil pero oportuna diferencia.

Acerca del cuerpo de conocimientos, Gabriel Guerrero, Eric Robbie y yo estamos desde hace años haciendo nuestro mejor intento por irlo construyendo y enseñando poco a poco. Es una titánica tarea pero que definitivamente ha valido la pena para nosotros y nuestros alumnos.

Sobre bibliografía: difícil para mí cubrir la condición que solicitas. He leído poquísimo en español al respecto. Los autores que admiro y respeto escriben en inglés, así que los prefiero en inglés (por no mencionar que muchas de sus aportaciones son imposibles de adaptar a nuestro idioma). Todo lo que puedas leer de Chomsky (en su faceta lingüística), Jackendoff, Pinker y demás es obligado si es que estas hierbas te atraen lo suficiente. Quizás no son los más accesibles del mundo (a excepción de algunos libros de Pinker) pero merecen el esfuerzo por aprehenderlos.

Y sería bobo no recomendarte mi propio libro. Es pequeño… pero cada una de sus páginas cuenta ;) Lo consigues aquí:
http://www.inteligencialinguistica.com/download.html

¡Un abrazo!

Reply

Samuel Soto Antileo


Muchas gracias por tan pronta respuesta!. Ahora mi devolución:

Sip, tienes razón en lo de Bandler y quien estudió a quien, ahora veo que quizá me expresé mal. Gracias por tu oportuna aclaración :)

En cuanto a los autores y sus libros….que tremenda lástima que no publíquen más en español, aún asi, y sin ánimo de presionar! (pues no quiero que te disgustes y me envíes un hecizo psicolinguístico jeje), me encantaría que nombraras a algunos libros y/o autores y sus obras fundamentales (aunque estén en inglés) para de esa forma, comenzar un camino un poquito menos laberíntico en el estudio del lenguaje y la mente humana, es decir, Pinker, Jackendoff y otros…pues han escrito muchas cosas….y N. Chomsky…..ayayayyyy mi pobre cerebrooo! jeje, comparte algunas de las obras que a ti te han ayudado o parecido interesntes y fundamentales, de ante mano te agradezco.

Y finalmente en cuanto a tu libro, se agradece la dedicación y el empeño, veré si es que lo puedo adquirir

Un abrazo y nos leemos! :)

Samuel.

Reply

Omar Fuentes

La aclaración sobre Bandler me pareció oportuna, independientemente de que no lo hayas redactado como hubieras querido. Te explico: en el ámbito de la PNL no cabe duda que los aportes de Bandler han sido geniales… es sólo que hay quienes le adjudican milagros que no son de él -a ti no te conozco… pero sí a varios de mis lectores- con el afán de admirar sus conocimientos y habilidades, ¿me explico? Mi comentario no le resta méritos, es sólo que los delimita más claramente y es por eso que lo hice.

Acerca de los libros, son dos cosas simultáneas que de hecho, en mi caso, están separadas: para mí, “comenzar el camino” no incluye necesariamente a los libros que yo considero interesantes o fundamentales. Sin embargo, aquí va mi mejor esfuerzo: En el primer caso, no recomendaría ninguno de Chomsky o Jackendoff, a menos que quiera frustrar rápidamente a los impacientes, ya que estos libros suelen ser vistos como complejos (y, sí, lo son para la mayoría… ¡pero no son imposibles!) y no realmente “para empezar”… sólo se salvaría el introductorio “The Language Instinct” de Pinker y, por supuesto, el mío; en el segundo caso, todos los de Chomsky son interesantísimos y fundamentalísimos y, junto a “Foundations of Language” de Jackendoff y “Words and Rules” de Pinker, sin duda son mis favoritos.

Por otro lado, estos tres autores son los primeros que vinieron a mi mente al momento de escribir estas líneas, pero no son los únicos que son de verdad interesantes y que profundizan en el tema que nos interesa aquí.

Acerca de mi libro, dices:

Y finalmente en cuanto a tu libro, se agradece la dedicación y el empeño, veré si es que lo puedo adquirir

¡Hombre! ¡Ojalá y las cosas se conjuguen consistentemente para semejante acto de coincidencia cósmica! ¡Jaja! :D ;) ¡Sólo bromeo, por supuesto! :b Es que me sonó a que te puede ser difícil adquirirlo o gastar 12 USD en hacerlo (en cuyo caso, hay que decir, ¡los libros mencionados están muy por fuera de ese presupuesto!) ;)

¡Un abrazo!

Reply

Samuel Soto Antileo


Estimado:

Hoooola nuevamente!. Me alegro de que hayas ampliado tu aclaración sobre la aclaración sobre Bandler, sin duda tu explicación acerca de milagros y… derechos de autor ( jejeje) dejará mas tranquilos a muchos!. Sabes?, pienso en tu frase sobre las implicancias de tener inteligencia linguística: “…realizar un análisis del contexto de esa comunicación específica para diseñar un mensaje que tenga mayores probabilidades de lograr su cometido”. Es ahí donde intuyo acercamientos a la Pragmática y a los patrones de inferencia plausible de Polya. Estos dos puntos parecieran ser de crucial importancia para desarrollar un modelo de la mente y del lenguaje elegante y al alcance de todos los cerebros, es decir, al parecer son dos puntos que hay que recalcar en cuanto a su enseñanza y asimilación por parte de las personas que se interesen en el control mental….emmmm, perdón! quiero decir en las estructuras de tomas de decisiones, inteligencia linguistica, persuasión, terapia, coaching, etc. Te parece a ti?

Gracias por compartir tus opiniones y gustos en cuanto a la bibliografia, ya con eso me iluminas bastante “el camino” :)

Y en cuanto a la adquisición de tu libro…pues…..SOY UN CONSPIRANOICO! y necesito que tooooooda la galaxia esté alineada para actuar! jajajaja! ….hey…estamos a 2012…..naaa..es que no tengo tarjeta y no acostumbro a comprar por la red asi que seguiré los pasos ilustrados para realizar compras virtuales y ahi te cuento como me va, yo …ser …un …humano anticuado ;)

Muchas gracias por tu buen humor y tu ánimo de compartir, por mientras le conseguí una copia a un amigo de “El Instinto del Lenguaje”, asi que me voy a entretener un rato con eso, nos leemos!.

Reply

Omar Fuentes

La frase que citas tiene más que ver con Pragmática (como lo dejo ver en el artículo) que con Polya (aunque, por supuesto, no se deslinda del todo). Y estoy de acuerdo contigo: son dos elementos esenciales para digerir cualquier tipo de conocimiento o habilidad dentro de las áreas que mencionas (incluyendo al control mental… perdón, quise decir “control dental”).

También te agradezco el buen humor y la apertura para conversar; para mí, siempre es agradable encontrar a alguien con esa disposición y destreza.

Estoy seguro que te entretendrás con el libro de Pinker. Si además tomas nota de las múltiples referencias que cita, tendrás mucho más en qué pensar.

Un saludo.

Reply

Edgar J

Hola Omar,

¡Me gusto el artículo! …y si hay tanto que explorar acerca del lenguaje lo cual suele ser divertido, aparte si lo vamos a usar siempre siempre siempre siempre, la parte de comunicarnos con alguien o entendernos nosotros mismos con nuestros pensamientos, de ahí la importancia de tener IL…

Yo también creo con lo poco que se de PNL que la L es poco tratada, pero tambien las otras dos letras, lo que si puedo asegurar es la parte de la P que también es poco tratada, los programas, la programación es mucho más compleja que sólo decirle a alguien algunas cosas, esperando que asi quede programado. Primero se tendría saber un montón de cosas antes, sistema operativo, programas, bueno si esta prendida la máquina etc. Un programa no en todas las maquinas funcionará y bueno ni que hablar si el programa esta bien escrito…

El tema de la PNL me refiero en general, se que hay personas que van más allá en cada letra. También es con lo que conozco de PNL a lo mejor hay diagramas de flujos, rutinas, subritinas, librerias, y de más de la mente que son enseñadas en el mundo de la PNL

Nos vemos del otro lado pronto.

¡Un abrazo!

Reply

Omar Fuentes

Qué buenos comentarios, Don Edgar. Cuando alguien que sabe del tema (como tú) hace el paralelismo completo entre la llamada “programación” neuro-lingüística y la “programación” de verdad, se develan un montón detalles que pocos consideran o siquiera reconocen en este apartado.

Específicamente interesante, por ejemplo, determinar si el programa está bien escrito, conectado con tu comentario anterior acerca de la ilusión de muchos de que unas cuantas palabras bien-bonitas van a hacer la magia… He visto en numerosos casos cómo el “programador” (o llamémosle “hipnotista”, “gurú”, “terapeuta”, “coach”, “chamán” o “brujo”) no alcanza a percibir que, para empezar, el programa está mal escrito, mal codificado, mal ordenado… y, por ello, no está ni cerca de saber por qué no obtiene los resultados que se supone debería obtener con su “programa”.

Como dices: hay quienes se han especializado más en una de las “letras” o en otra de ellas o en las tres y de ahí han derivado sus modelos e hipótesis. Y eso, imagino yo, está bien. :D

Muy chido, Edgar. Ya platicaremos más al respecto. ¡Un abrazo!

Reply

Alfredo Casas

Omar tu eres una persona con unos conceptos muy claros en la parte linguistica, me parece fabuloso hacer diferencia entre semanatica, sintaxis y pragmatica.

A veces hacemos y no sabemos como lo hacemos y tu aclaras el panorama
No volviste a Colombia, si vienes me avisas?

Fuerte Abrazo
Alfredo Casas Niño
Fundacion Excelxito PNL

Reply

Omar Fuentes

Muchas gracias, Alfredo, por dejarme tu comentario.

El problema de no saber es que la gente puede hacer algo y lograr algo pero no sistemáticamente; esto es, a veces sí y a veces no… Cosa, por supuesto, no deseable en un contexto profesional, en donde muchas veces sí importa la consistencia.

Voy a Colombia por lo menos una vez al año. El año pasado estuve en Bogotá y tuvimos un gran seminario. Este año iré algunas veces más y estaré en Bogotá y en Medellín.

¡Un abrazo!

Reply

Francisco Alvarez

Definitivamente . . . . . Excelente.
El desgranar la mazorca, perdón, la estructura de lo que hacemos en el día a día, de una manera inconsiente, llevarla al consiente, practicarla y sobre todo, dominarla; obteniendo los resultados deseados, para y al final, instalarlas de nuevo al inconsiente, es toda una meta . . . . .

Gracias y nos estaremos viendo en Junio.

Saludos.

Reply

Omar Fuentes

Muchas gracias, Francisco. Me da gusto saber que estarás con nosotros próximamente. Mientras tanto, por aquí nos leemos. ¡Un abrazo!

Reply

Ricardo Santana

Voy iniciando a estudiar estos temas, me gusta tu explicacion es clara y sencilla.
Gracias, Seguire consultando tu pag. Un Abrazo!!

Reply

Omar Fuentes

Gracias a ti, Ricardo. Te agradezco tus comentarios y seguiremos en contacto. ¡Saludos!

Reply

Carolina

Pues me parece de sentido común y si todavía no se enseña así ni lo entendemos así, haces un gran trabajo para todo aquel cuyo trabajo dependa en gran medida de las palabras (aunque el Lenguaje sea mucho más…) La famosa frase “La comunicación lo es todo” creo que puede también resumir tu propuesta? Cierto que sin desarrollar no es lo mismo ningún aprendizaje consciente como es este caso. A mí me ha servido para reflexionar. También creo que existen lugares comunes que anulan el efecto contexto? Asi como nos adaptamos de forma natural a cada interlocutor: lenguaje y empatía. (Mucho miedito a que se me haya ido la olla y esté diciendo tonterías como soles…!) En cualquier caso, aprenderé ;) buenas noches! De nuevo, mil gracias! Un placer leerte!

Reply

Omar Fuentes

Gracias a ti por tus interesantes reflexiones, Carolina. También creo que lo que explico parece de sentido común y sospecho que justamente en ello radica su importancia. Por otro lado, yo no creo que la comunicación lo sea todo; su elemento esencial no está “en todo” -a saber, la realimentación- y sólo por ese detalle la comunicación no podría serlo todo. Sin embargo, como has leído, mi interés se centra en solamente un sendero: el lenguaje. Todo lenguaje es potencialmente comunicación pero no toda comunicación es lenguaje. ¡Saludos!

Reply

Yuriria

Gracias Omar… para mí, leerte es tema nuevo para mí, espero que con el tiempo pueda opinar con fundamentos bien estructurados… el primer objetivo en la comunicación, es precisamente, desde mi muy particular punto de vista lograr esa conexión con la otra parte, a la que se le está enviando el mensaje, aunque la respuesta esperada, no sea la deseada!!

Reply

Omar Fuentes

Gracias a ti, Yuriria. ¡Saludos!

Reply

Mirella

Me considero una Haragana Profesional. Por tal motivo no sólo disfruto, sino que empleo con fervor y entusiasmo lo que otros más haraganes y profesionales aún adelantan para mí (al menos egocéntricamente así lo considero).

He estado a la espera de una verdaderamente útil realimentación/retoalimentqación para un área de mi quehacer y me ha llegado el momento y encima de todo me estás ahorrando el trabajo.

La gratitud no basta, revolucionario. Me siento parte de esta tribu y temo convertirme en seguidora.

Un abrazo como siempre.

Reply

Omar Fuentes

Muchas gracias, Mirella. Te agradezco el tan amable comentario y te doy la bienvenida a la tribu. :D ¡Otro abrazo!

Reply

Mirella

El haber realizado contigo el seminario pasado en Bogotá me permitió conocer el trabajo de Bertalanfy (cuya obra principal ya adquirí), ello a su vez me permitió fundamentar más aún lo que ya había revisado en Waslavick, en La Qunta Disciplina de Peter Senge y en la obra de O´Connor acerca de pensamiento sistémico. A pesar de que había escuchado el término “Constelaciones familiares” y percibido el entusiasmo de muchas personas hacia ese proceso terapéutico, no había leído nada sobre el tema, pues a priori y sin haber realizado revisión alguna, me pareció un poco metafisicoide.

Creo que las reconfiguraciones que se produjeron en mi cableado cerebral durante tu excelente seminario, abrienron un cauce que me orientó casi como si nada a una búsqueda más profunda. Fue a partir de entonces que obtuve una buena parte de la obra de Hellinger e inicié a estudiarla con avidez y al mismo tiempo comencé a observar con detenimiento sus talleres de constelaciones en You tube en medio de otro largo etcétera que prefiero no mencionar.

No es sino hasta ahora que te comento que las palabras son una de mis pasiones y digo las palabras y no el lenguaje porque fue así como lo sentí desde niña, cuando por primera vez me vi frente a dos inmensos tomos de sonetos, después de cuya lectura comencé, a la edad de nueve años, a escribir poesía. Se me hace simple inventar palabras y colarlas allí donde su efecto se requiere, sin importarme la Real Academia ( de ahí el comentario del temor a convertirme en seguidora). Los seminarios y capacitaciones que imparto son una mezcla de teatro, ciencia y “jodedera” (en cubano “jodedera” significa bromear, utlizar el sentido del humor) y se produce una significativa transferencia de lo aprendido a la vida práctica de la gente.

Entonces tuve laoportunidad de experimentar durante tres memorables días el efecto de tu trabajo, serio, profundo y bien pensado. Hace apenas un mes decidí que mi meta intelectual para los próximos diez meses sería aplicar de un modo más profundo el pensamiento sistémico en mi trabajo terapéutico, en los talleres y en la redacción; en ese marco me llegó la convocatoria de Ingeniería Mental para tu seminario. ¿Suerte de haragana profesional?

Eso es todo. Te lo hago saber después de haber sido admintida a la tribu, nunca lo habría hecho antes.

Nuevamente gracias.

Reply

Omar Fuentes

Me da mucho gusto que estés tan interesada en el tema y que hayas aprovechado el curso como pretexto para continuar con tu aprendizaje. Como puedes darte cuenta, hay mucha tela de donde cortar y me alegra inferir que estés dispuesta a explorarlo. Te mando un muy afectuoso saludo y te agradezco que me mantengas al tanto de tus reflexiones.

Reply

Juan Argudo

Omar me ha gustado mucho tu artículo, aparte de que está muy bien escrito, coincido con el contenido, es difícil no está de acuerdo. Para mí, no soy ningún experto en el tema, lo que yo entiendo por inteligencia lingüística es la capacidad de comprender el contexto en el que tu mensaje ha de interpretarse, asimilarse y entenderse. La semántica y la sintaxis son importantes, sin embargo es la comprensión del contexto donde lanzas tu mensaje lo que determina tu acierto o no, tu inteligencia lingüística.
Un saludo,

Reply

Omar Fuentes

De acuerdo también contigo, Juan. Muchas gracias por detenerte a dejarme tu opinión y te envío un saludo.

Reply

Jose Dagoberto Gonzalez Cuellar

Con tu permiso encabezo mi saludo con Estimado y apreciado Omar. Cual es tu actual obra o curso en inteligencia lingüística on line, para adquirirla de inmediato. Por favor su valor y el medio de pago. Sera muy enriquecedor estudiarla y tener un aprendizaje para aplicarla en todas las áreas de mi vida.

Jose Dagoberto.

Reply

Omar Fuentes

¡Qué tal! Me da gusto saber de ti.
Mi último curso es “Razonamiento y Argumentación: Piensa y habla mejor”.
Toda la información está aquí: http://inteligencialinguistica.com/razonamiento-y-argumentacion.html
Cualquier cosa que necesites, házmelo saber.

Saludos,
Omar

Reply

Leave a Comment