Los tres aspectos críticos más importantes sobre la comunicación no verbal en la persuasión – Parte I

by Omar Fuentes

Post image for Los tres aspectos críticos más importantes sobre la comunicación no verbal en la persuasión – Parte I

Todo el mundo parece saber que la comunicación no verbal es importante en un contexto de persuasión. Vaya, algunos hasta piensan que ésta es más importante que la comunicación verbal (y tienen unas extravagantes estadísticas que no sé de dónde generaron). Sin embargo, el punto merece una buena reflexión para poder aprovechar este componente esencial (pero no exclusivo) de la comunicación persuasiva.

En esta serie de artículos quiero explorar tres aspectos que vale la pena considerar.

1. ¡No es posible establecer un porcentaje sobre su importancia!

Hay quienes dicen que la comunicación no verbal representa el 70%, el 80%, el 90% (quién da más) del significado de la comunicación. Por favor, piénsalo…

Escenario 1. Una persona va alegremente conduciendo su automóvil. El auto que va a un lado hace un giro inesperado y por poco provoca una colisión, de no ser por la habilidad al volante de nuestro personaje. Tras el susto, éste voltea la mirada hacia el descuidado conductor y le muestra el dedo promedio del pulgar y del meñique, con el ceño fruncido, la boca abierta, la nariz arrugada y la baba espumosa. No dice nada. Vaya, no es necesario decir algo.

Piénsalo: ¿qué porcentaje del significado de su comunicación está comprendido por la no verbal? Correcto: ¡el 100%! ¿Significa entonces que la comunicación no verbal es lo único importante?

Escenario 2. Un vendedor está intentando convencer a un cliente potencial acerca de las bondades de su producto. El cliente se muestra reacio a los argumentos del vendedor y es entonces cuando nuestro protagonista recuerda la inverosímil importancia de la comunicación no verbal. Entonces, éste intenta transmitir su mensaje con el 80% de comunicación no verbal y el 20% de comunicación verbal, como sigue:

“Ahhhh gggg mmmmmm barato” (mientras respira profundo, levanta su mano izquierda, sonríe, inclina su cabeza 33 grados y exhala largamente).

“Comprar uuuuuuu taratataratarara iiiiiiiiiiii” (lo hace con un tona tonalidad aguda y a un volumen alto, baja su mano izquierda y con la mano derecha soba el hombro de su cliente, aprieta la boca formando una mueca de beso, levanta los hombros y rasca su cabeza).

“Tataraaaaaaa ta ta” (emula el último compás del “Son de la Negra” con su tonalidad, mostrándole el producto con su mano derecha, levanta las cejas y sonríe de oreja a oreja).

Conclusión tentativa. Es cierto: cada vez que nos comunicamos con palabras articuladas, necesariamente lo estamos haciendo adhiriendo aspectos de la comunicación no verbal a ello. No es posible no hacerlo. ¿Cuál es el porcentaje de ésta? ¡No lo podemos saber!

¿Por qué no? (éste es el momento en el que decimos: “fanfarrias, maestro”):

Porque es necesario considerar le percepción e interpretación del interlocutor para saberlo.

De hecho, la frase “el significado de la comunicación” sólo tiene sentido si hay alguien que la esté interpretando. Y cada interlocutor está interpretando de un modo diferente nuestra comunicación, dependiendo de una gran cantidad de variables, algunas invisibles a nuestros ojos.

Esto se llama Pragmática. Es la rama de la Lingüística que explica precisamente la relevancia del contexto en la percepción e interpretación del lenguaje (tanto el verbal como el no verbal).

Evidentemente, los que claman porcentajes en la relación verbal/no verbal no tienen la más pálida idea de que esto es importante.

Así, no dudo que exista alguna persona que se sienta persuadida por la irreverente metodología de ventas del vendedor del escenario 2. Del otro lado, tampoco dudo que exista alguna persona que interprete el grosero gesto del atuomovilista del escenario 1 como una muestra de presunción sobre su dedo medio.

Si te voy a decir cuál es el porcentaje que representa la importancia de tu comunicación no verbal, debería también decirte en qué contexto lo estoy evaluando. Si no puedo hacerlo, mi declaración de porcentajes es solamente una falacia.

Ejemplo: Cuando mi bebé no podía articular palabras, era el 100% de su comunicación el correspondiente a la no verbal (y nos persuadía bastante bien desde entonces).

Ahora que tiene unas 20 palabras en su arsenal lingüístico, te podría decir con facilidad que solamente le permitimos persuadirnos cuando hace el intento de decir una palabra… entonces, ¿el 100% es comunicación verbal a final de cuentas? ¡No lo sé! Porque, siendo su papá, no puedo dejar de ver su carita de ángel, su tono de voz derretidor, su cabeza inclinada y su parpadeo repetido y voluntario cuando quiere algo de mí… ¿qué porcentaje representa verdaderamente esto último? ¡No lo sé! Y nadie podría saberlo con certeza. Sobra decir que si no fuera mi hijo, el significado de sus gestos, movimientos y cualidades vocales significaría algo muy distinto para mí.

Cuando tenga mil palabras en su vocabulario: ¿qué va a pasar? ¿Qué tipo de comunicación va a ser la más importante? ¡No lo sé!

Conclusión final. Los aspectos no verbales y verbales son complementarios. Eso significa que se entrelazan para poder construir el mensaje que deseamos transmitir. También implica dependencia entre ellos: aunque es cierto que es posible generar un mensaje exclusivamente no verbal, no sucede lo mismo cuando pensamos en un mensaje verbal sin aspectos no verbales (la excepción, por supuesto, es quizás la comunicación escrita).

Pensar en términos de porcentajes es falaz porque es necesario considerar la interpretación de nuestro interlocutor. El problema para esta misión es que cada persona tiene un estilo interpretativo potencialmente diferente.

Consejo. Cuando te comuniques no pienses en el porcentaje de tu comunicación no verbal o en su porcentaje de importancia. (¡Twittéame!) Simplemente considera, todo el tiempo, que tanto tus palabras como tus mensajes no verbales están teniendo un impacto, de una u otra forma, en el significado que tu interlocutor está interpretando de ello. Lo más importante: ve calibrando qué de lo que estás comunicando (verbal y no verbalmente) va funcionando con esa persona en particular en función de sus respuestas.

Saludos,
Omar.

PD. Déjame tu comentario abajo o hazme saber cualquier duda que tengas. Me dará gusto saber de ti.

Si quieres continuar con la serie:

{ 43 comments… read them below or add one }

hazzel

la comunicación verbal y no verbal, quién predomina? eso dependerá del contexto, circunstancias, en que estemos cada uno de nosotros, eso es difícil de predecir y peor cuantificarlo. Hay un dicho que dice “Un gesto dice más de mil palabras” es totalmente cierto.

Reply

Omar Fuentes

Hazzel,

Totalmente de acuerdo contigo y me parece que el punto que comentas es precisamente la variable olvidada cuando se trata de establecer estadísticas: el contexto.

Sólo para abrir un espacio a la reflexión y a las probabilidades: dices que “un gesto dice más que mil palabras”… ¿será posible en otro contexto la frase “una palabra dice más que mil gestos”? ;)

Reply

Agustín Hernández

Omar, gracias, espero que estés imaginando mi lenguaje no verbal para agradecerte tus comentarios, que en realidad, me enriquecen; no como al rico mac pato, pero si como a Agustín.

Reply

Omar Fuentes

Agustín.

Bueno saber de ti. ¡Gracias por tus comentarios! No imaginé tu lenguaje no verbal, porque no es necesario… ¿o sí? ;)

Reply

Marco Polo

Bueno hablar sobre comunicación es extenso y las formas de comunicarse variadas si pensamos desde el mundo animal como se comunican pero creo que algo que vale la pena mencionar es el conocimiento de los codigos de mensaje por ambas partes pues asta en el lenguaje corporal los codigos pueden variar de emisor a receptor muchas gracias por toda la riquesa de enseñansas que me han regalado y espero seguir disfrutando de usted….Marco Polo

Reply

Omar Fuentes

Marco Polo,

De acuerdo contigo. En términos generales, cuando la comunicación no verbal es analizada, partimos del supuesto que ambas participantes del intercambio lingüístico comprenden y saben interpretar la información analógica. Supuesto que no siempre es verdadero, por cierto.

Gracias por leer!

Reply

andrea casillas

Hola Omar, coincido contigo la comunicación verbal se complementa con la no verbal y vis, tan importante es esto, que podemos aclarar nuestra comunicación cuando nos percatamos de que una persona dice “estoy inmensamente feliz” y su lenguaje no verbal nos indica tristeza o desesperanza, o aquel que dice “estoy energetizado” y a la vez bosteza y cabecea. En mediación, es tan importante un lenguaje como el otro, a través de éstos, los mediadores podemos observar como se comunican la personas y así ayudarles a clarificar su diálogo, contribuyendo a una comunicación constructiva.
El contexto donde nos estemos comunicando es vital para combinar asertivamente nuestros dos lenguajes que considero igual de importantes, ninguno por encima del otro.
Saludos!!!!!!!!!!!!

Reply

Omar Fuentes

Andrea,

Y, como sucede en cualquier otro contexto de ayuda, dependerá de la habilidad del “facilitador” (o lo que sea) para interpretar correctamente la simbiosis entre lo verbal/no verbal para interpretar correctamente lo que el otro pretende (o no) comunicar.

Cool!

Reply

Maria Luz Plaza de Anzorena

Estoy de acuerdo con tu apreciacion , he observado las conductas de personas, en el caso de un profesor que yo sabia que usaba para dar la clase herramientas de PNL(mal).Observe que tenia respuestas hacia los alumnos, en base a esto que para el era un “dato” del lenguaje corporal del alumno, por ejemplo si alguien bostezaba inmediatamente alzaba la voz, o hacia un movimiento corporal brusco, intentando sorprender, pero en lugar de hacerlo mesurado, acompasado era mas bien una reaccion que los alumnos se miraban como diciendo “y a este que le paso”, “le pico algo”. Este era un curso al cual asisti y coordine. Un saludo, Luz

Reply

Omar Fuentes

Luz,

¡Qué divertido profesor! ;)

A menudo sucede esta “sobre-interpretación” del lenguaje no verbal de las personas. Y, me parece, sucede cuando partimos de generalizaciones/inferencias del tipo: “Bostezar significa estar aburrido/cansado. Luego, hay que hacer un movimiento brusco/levantar la voz para eliminar el aburrimiento”.

En tu ejemplo se observan dos problemas:

Es cierto: a veces, bostezar sí significa estar aburrido o cansado. El primer problema radica en suponer que un bostezo siempre significa eso.

Problema dos: suponer que haciendo un movimiento brusco o elevar la voz va a eliminar el aburrimiento o el cansancio en el alumno. Lo que nunca se imaginó el profesor era que los alumnos iban a pensar que alguna neurona se le había descarrilado… :D

Reply

diana polo de la hoz

hola omar tienes razon en lo que dices, me ha pasado muchas veces por que mis gestos son algo rudos y en la mayoria de veces las personas intrepretan algo totalmente disto a lo que quiero expresar

Reply

Omar Fuentes

Diana,

Ése es un ejemplo muy importante: personas que son consideradas “enojonas”, “rudas”, “malas” solamente por el tipo de gestos que utilizan al hablar o por su tono de voz o por cualquier otro componente no verbal. También sucede el caso opuesto: personas consideradas “dulces” y “buenas” que tienen problemas para comunicar no verbalmente que, en realidad, están enojadas o tristes. Sería importante considerar que ése es su “estilo” de comunicación y, al mismo tiempo, considerar lo que comunican verbalmente para darle sentido a todo lo demás.

Muy importante tu comentario.

Reply

Ruben Monroy

Omar, que opinas de esto:
El significado de cualquier comunicación, verbal o no verbal, no sé lo que crees que significa: es la respuesta que suscitas. Si intentas hacer un cumplido a alguien y se siente insultado, el significado de tu comunicación fue un insulto <>. Si dices que se siente insultado por qué no te ha comprendido, es una incapacidad para comunicarte. A pesar de todo, la comunicación en si fue un insulto. Puedes justificar las cosas, o puedes aprender de ellas.
De modo que si te comunicas y alguien lo toma como un insulto, la próxima vez cambia tu forma de comunicarte, si quieres un resultado diferente. Ahora que si en el futuro quieres insultar a esa persona, sabrás perfectamente cómo hacerlo.
¿Sera?

Reply

Omar Fuentes

Rubén,

En principio, estoy de acuerdo con la idea. No así con la implicación de la misma. Me explico:

El suponer que el “verdadero significado de nuestra comunicación es la respuesta que obtenemos” (famoso supuesto de la PNL) deja a un lado cualquier aspecto pragmático involucrado y vuelca la responsabilidad total del vínculo a solamente una de las partes, a saber, la del “emisor” (si es que esa distinción existe, como veremos más adelante). Es como si el receptor (insisto, si es que esa distinción existe) no tuviera ninguna participación en el resultado final. Y eso sencillamente no sucede en la realidad.

Como creencia, es probablemente conveniente, porque nos invita a modificar y diseñar nuestra comunicación en pos de la obtención de un objetivo específico. Pero como explicación de la realidad, es limitada.

Ahora, explico lo de “cualquier aspecto pragmático involucrado”: Vamos a suponer que tienes que comunicarte con una persona a la que le caes mal, con alguien que simplemente no goza de tu simpatía; quizás es un adolescente negligente, un cliente que no quiere escucharte, un jefe que se siente amenazado.

Si crees que “el verdadero significado de tu comunicación es la respuesta que obtienes” probablemente desarrolles un buen conjunto de habilidades para comunicarte con más eficacia. Y eso está bien. Sin embargo, no importa qué digas, cómo lo digas, cuándo lo digas… el adolescente, el cliente, el jefe están entrenados para responder con un “no” ante cualquiera de tus intentos.

Pregunta: ¿te parece justo evaluar la comunicación que sucedió entre tú y otra persona exclusivamente por la respuesta que obtuviste? A mí no me lo parece. Yo también evaluaría tus respuestas y no sólo las de la otra persona.

El concepto “comunicación” implica siempre, bajo cualquier caso, la suposición de que ambas partes del vínculo son emisores y receptores simultáneamente. Sé que así no ocurre en los libros, pero ciertamente así ocurre en la realidad.

Sólo bajo esta consideración, me parece, tendría cabida la frase “el verdadero significado de la comunicación es la respuesta obtenida”.

Reply

Thyakani

Felicidades Omar,
Disfruto y aprendo mucho al leer cada uno de los articulos que escribes, te mando muchos saludos.

Reply

Omar Fuentes

Gracias Thyakani! Saludos afectuosos!

Reply

esther velazquez

hola Omar, tengo un problema muy grande y creo que esta es la clave para resolverlo, voy empezando a trabajar como profesora en secundarria y prepa, mis alumnos además de ser muy malcriados son prepotentes, y no he podido encontrar una forma de comunicarme con ellos, en especial con mi grupo de primero de secundaria, se quejaron alguna mez de que les grito, sin embargo no he encontrado otra forma de que esten en silencio, me dice mi coordinadora que es porque me ven muy joven y por si fuera poc no soy muy alta, entonces se les hace muy fácil el superarme haciendo ruidos y gritando apesar de mis intentos de hacerlos guardar silencio .. que lenguaje no verbal debo usar con ellos, para que me vean como autoridad?

Reply

Omar Fuentes

Esther,

Es complicada la pregunta que planteas precisamente por algunos de los puntos que expreso en esta serie de artículos relacionados con la comunicación no verbal.

Contrario a lo que muchos piensan, yo prefiero creer que no existe tal cosa como un “lenguaje no verbal para comunicar autoridad”. ¿Por qué no? Por que cada grupo de interlocutores es diferente; probablemente podamos llegar a concluir que existe un tipo de “lenguaje no verbal para comunicar autoridad en un grupo de primero de secundaria de la ciudad X compuesto por niños con características Y”… y, evidentemente, yo no podría conocerlo en este momento (¡ni siquiera los conozco!)… ¡pero tú sí los conoces!

Tienes que considerar las variables para poder encontrar las respuestas posibles y experimentar a partir de esto. No sólo cuentas con tu lenguaje no verbal (como gritar), también cuentas con tu lenguaje (verbal); no menosprecies tus palabras y lo que puedes conseguir con ellas. También tienes que considerar a tus interlocutores específicos (en este caso, un grupo de pre-adolescentes con intereses específicos y motivadores particulares); en este sentido, tú tienes una ventaja: ya tuviste esa edad y más o menos puedes imaginar el tipo de comunicación que en esas circunstancias puede llegar a comunicar “autoridad”. Adicionalmente, considera los elementos con los que cuentas: calificaciones, recompensas, exámenes, el apoyo de otros maestros, los padres de familia quizás, el entorno escolar… no lo sé; debe haber un conjunto de elementos que puedan ofrecerte alguna ayuda (o al menos una idea) para poder expresar lo que quieres expresar.

Finalmente y no menos importante: tienes la idea de querer comunicar “autoridad” para poder relacionarte con tus alumnos. ¿Estás completamente segura que la “autoridad” es el único camino? Piensa en qué quieres lograr con tus alumnos… para lograr eso, ¿la única forma es mediante la “autoridad”? ¿No habrá algo más que puedas comunicar con más facilidad y que ayude a obtener eso que quieres lograr con tus alumnos?

Piénsalo…

Reply

Ari Ortuño

Hola Omar

<>

Estoy de acuerdo en que cada grupo es diferente y creo que puede haber comportamientos que puedan funcionar con la mayoría de las personas. Si bien no podemos generalizar y decir que un comportamiento tiene efectividad el 100% de las veces, si puede haber comportamientos que den un resultado parecido en varios contextos.

Por ejemplo, dar los buenos días por la mañana con una sonrisa genuina, puede crear el mismo resultado en diferentes contextos, aunque no necesariamente en “todos” ni con “toda” la gente. Mi punto es que, si tú tienes evidencia de que un comportamiento puede crear autoridad en varios contextos, podría ser conveniente saberlo para probarlo en el contexto deseado.

Saludos

Reply

Omar Fuentes

Gracias por pasar por acá a dejarme tu comentario, Ari. ¡Un abrazo!

Reply

Hester Gonzáles

Omar:
Extraordinario artículo. Voy a recomendar tu blog a mis alumnos. Muchas gracias.

Reply

Omar Fuentes

Muchas gracias por leer, Hester. ¡Seguiremos en contacto entonces!

Reply

Camila Cuestas

Omar, definitivamente al leer tus articulos, me doy cuenta que uno en el transcurso de su vida, se va acostumbrando a comer entero, soy psicologa y siempre me enseñaron que el lenguaje no verbal es el 80% o 90% de la comunicación… Gracias por ir poco a poco despertando mi espiritu critico.

Saludos.

Reply

Omar Fuentes

Gracias por leer, Camila. Qué gusto me da saber que esto te da para pensar algo más… ésa es la idea, finalmente, del pensamiento crítico: profundizar en lo que aprendes y extraer de eso lo que te parece más sensato. ¡Te mando un abrazo!

Reply

Héctor Ojeda

Hola Omar, como siempre un gusto leer tus geniales artículos, totalmente de acuerdo contigo, los porcentajes no son importantes, lo importante y útil es comprender la relevancia que tiene el calibrar las respuestas que estamos obteniendo por el hecho que en la comunicación somos emisores y receptores simultáneamente, lo que nos permite ser flexibles para lograr la respuesta deseada.

Saludos y feliz año

Reply

Omar Fuentes

Ándele, Don Héctor. :D De hecho, añades una variable esencial: cuando se trata de persuadir/comunicar, la flexibilidad suele ser un elemento necesario para obtener los objetivos deseados. ¡Chido!

Reply

Hernán Tiseyra

Gracias Omar, tus palabras son clarividentes, hacen pensar y dan luz a miles de hechos que tomamos como verdades solo por no utilizar ese pensamiento crítico tan útil.
Humildemente te dejo un pequeño videíto ilustrativo del tema de hoy.
Nuevamente gracias.

http://www.youtube.com/watch?v=wVVKjKumcQY

Reply

Omar Fuentes

Le daré una ojeada al video. Muchas gracias por pasar por acá, Hernán. ¡Un abrazo!

Reply

Omar Fuentes

¡¡¡Jajajaja!!! ¡Maravilloso! ¡Qué buen video! :D

Reply

Omar Lozano

Hola Omar…
Es muy bueno que comentes la importancia del contexto; en Piscoterapia, por ejemplo, es de suma importancia la comunicacon verbal pero efectivamente, lo que calla la boca lo dice el cuerpo, es necesario interpretar que significa la comunicación no verbal pero asegurandose con el paciente…con preguntas que faciliten la exploracion: ¿Noto qué estas tenso, por tu expresion facial?¿Estoy en lo correcto?.
Esto es para encontrar el significado de su comunicacion no verbal y pueda explorarse para buscar una solucion mas rapida a su conflicto.
Mil gracias por tus articulos, saluds desde Morelia¡¡¡

Reply

Omar Fuentes

De acuerdo, Omar. De hecho, acabo de hacer un largo comentario al respecto en la sección de comentarios de la Parte II de esta serie. Lo ves con facilidad porque es el más largo hasta el momento… Es importante porque, en el afán de verificar, muchos terminan induciendo la respuesta esperada. Sólo como ejemplo, la frase “Noto que estás tenso”, lingüísticamente supone que es cierto que el interlocutor está tenso, lo que facilita que responda “sí” ante la pregunta “¿estoy en lo correcto?”, independientemente de que hubiera sido cierto antes de haberle hecho el comentario. ¡Un abrazo!

Reply

ana

Gracias omar por ser tan consecuente en mi correo a pesar de no recibir comentarios de mi parte; la verdad no me había preocupado por leer tus escritos. Hoy por fin me animé a abrir algunos y me gustaron mucho y quiero agradecerte que hayas insistido en tus envios, y aunque no haga comentarios estaré pendiente de leerlos, me gustan!

Reply

Omar Fuentes

Me da mucho gusto que hayas pasado por acá, Ana. Seguiremos en contacto y espero que lo que obtengas de este sitio siga siendo de tu agrado. ¡Saludos!

Reply

Edgar J

¡¡Me gusto de nuevo!! ya lo habia leido pero simpre es bueno volver a leerlo.

Un abrazo

Reply

Omar Fuentes

Gracias, Edgar. A mí lo que me pasa es que lo que ya había estudiado adquiere nuevos significados con lo nuevo que voy aprendiendo. ¡Un abrazo!

Reply

Maria Paula Alonso

Buenisimo! sobre los que dices de la flexibilidad… creo que esa es la clave! he notado, en mí por ejemplo, que siento igual de apatía o simpatía en personas que “gritan” o hablan con groserías que con personas dulces y suaves al expresarse. Creo que si aceptamos, con flexibilidad, que somos tan diferentes, es más fácil enfocarnos en comunicarnos con la mejor intensión de ser entedidos; pedir retroalimentación sin inducirla y bueno, quitarnos la responsabilidad de que el otro me entienda o ME acepte el discurso.
Gracias! un alivio este artículo al igual que los comentarios.

Reply

Omar Fuentes

Muchas gracias, María Paula. Es importante una implicación e tu comentario: cuando juzgamos que una persona es “dulce” o “suave” muchas veces lo hacemos justamente a partir de lo que detectamos en su comunicación no verbal, independientemente de que nos demos cuenta de cuáles son los elementos que consideramos para elaborar dicha evaluación. Desd aquí comienza la flexibilidad, ¿cierto? :) ¡Un abrazo afectuoso!

Reply

Guillermo

Estimado Omar, cuando empece a estudiar Psicología tenia un profesor que nos impartía la materia de Lógica, luego de aprender a cuestionar todas las herramientas metodológicas de los “maestros”, empece a buscar las incongruencias que existen en las teorías que repiten con tanta seguridad los “expertos” y añosos expositores en mi país, muchos de estos cuestionamientos me han llevado a ganarme una gran variedad de antipatías por parte de los dueños de la verdad absoluta….
Algunas de las teorías que he venido cuestionando son: (además lo cual me hace identificarme contigo)
1. Hemisferios cerebrales
2. La utilización de la palabra no
3. Comunicación no verbal
4. Planteamiento positivo de pensamientos, entre otras….

Excelente tú planteamiento sobre este tema en específico, ya que incluso hay gente que busca adivinar que significa cada cosa que hace la otra, “se cruzo de brazos” —- cerro su comunicación…. Sinembargo el Comportamiento Humano es sistemico, y desde este punto de vista hay que analizar varios factores para dar un probable significado al comportamiento no verbal.

Reply

Omar Fuentes

Quizás sobre decir que estoy completamente de acuerdo contigo, Guillermo.

Solamente se me antoja anotar que este tipo de ideas tan populares y tan vehementemente defendidas por los “expertos” cumplen al menos con una función necesaria y tal vez -al menos en primera instancia- loable: se me ocurre que, por ejemplo, ideas como las que ennumeras tienen la misión inicial de presentar el conocimiento de una forma accesible a la mayoría. Cada una de éstas y otras ideas supone algo en lo general… por ejemplo, la idea del “significado de la comunicación no verbal” supone, en lo general, que la comunicación no verbal tiene un significado. Punto. Hasta aquí, me parece hasta valiosa la enseñanza. No más.

Desde aquí, el brinco hacia “cruzó los brazos, ergo se cierra” ya es, me parece, un atrevimiento.

Siguiendo la línea: es ‘facilito’ aprenderse que hay dos hemisferios y que son sorprendentemente diferentes… decir que la palabra “no” no se entiende (¿?) es una recetita que no exige demasiado esfuerzo neurológico… “decretar” mis objetivos más ambiciosos es mucho más simple que ponerme a trabajar para obtenerlos… y así.

Pienso que es el peligro de reducir cualquier conocimiento a una formulita simplona: la sobregeneralización y su consecuente afán por extraer implicaciones poco lógicas, poco creíbles y por demás absurdas.

En fin. Sólo divago, por supuesto.

¡Te mando un abrazo fuerte!

Reply

Rodolfo Víctor

Mi estimado Omar, entiendo tus argumentos y como dijera Galileo Galilei en su discurso de retractación ante los Tribunales de la Iglesia en 1633, “E pur si muove”: y sin embargo (con y sin contexto preciso), entre los seres humanos como entre los seres humanos y las cosas, la CNV sí comunica más que la CV y esta idea pienso que la compartiría el Dr. Paul Ekman .))

Reply

Omar Fuentes

Si piensas que esa idea sería compartida por Ekman, entonces no has leído lo que opina específicamente al respecto. Compra sus libros y lee con atención.

Por otro lado, cuando Galileo pronunció esas palabras, lo hizo porque estaba completamente -y razonablemente- seguro y sabía muy bien de lo que hablaba… no solamente porque tenía una corazonada o porque estaba repitiendo lo que alguien más decía. ¡Saludos!

Reply

Rodolfo Víctor

Los he leído y sin embargo también respeto tu punto de vista amigo :D

Reply

Omar Fuentes

Entonces no entiendo. Si has leído lo que Eckman opina al respecto, ¿por qué piensas que compartiría tu opinión? Si no quieres leerlo, te lo digo: no la comparte; muy por el contrario, critica duramente a quien lo parafrasea para argumentar que la comunicación no verbal es más importante que otro tipo de comunicación. Yo también respeto el punto de vista de las personas; pero “respetar” no significa tolerar información falsa como base del punto de vista o la ignorancia como justificación.

Si tú crees que la comunicación no verbal es más importante, perfecto. Muy respetable.
Pero no vengas a citar a Galileo -que no tiene vela en este entierro- o a implicar que Eckman respaldaría tu opinión -cuando claramente no es cierto.
Mejor di: “Lo creo porque sí” y listo. A mi hijo de 4 le funciona muy bien. ;)

Reply

Leave a Comment