El arte de ser periodista/especulador

by Omar Fuentes

Ayer, 28 de septiembre, a un diario costarricense le pareció buena idea publicar que Gustavo Cerati, líder de Soda Stereo, había fallecido. Muy pronto, familiares del argentino desmintieron el anuncio.

Siguiendo con las ideas brillantes, a un diario en México, El Siglo de Torreón, también le pareció cool emitir el anuncio. Lo que a nosotros nos interesa no es el hecho de que lo haya publicado en su sitio de internet; lo que nos importa aquí es el modo en el que lo hizo.

Por favor, pon atención:

El cantante y ex líder de Soda Stereo habría fallecido el día de hoy, de acuerdo al diario costarricense La Nación Viva.

De acuerdo a la nota del periódico La Nación Viva, su fallecimiento se habría dado el día de hoy a las 5 de la tarde, hora de Argentina.

El músico Argentino habría fallecido el día de hoy tras permanecer 4 semanas en estado de coma luego de un accidente cerebrovascular ocurrido después de un concierto en Venezuela.

¿No notas algo raro en los tres párrafos (además de la redundancia propia de un niño de 4 años)?

El pospretérito

En Castellano, tenemos un tiempo verbal de verdad peculiar: el pospretérito. Cuando lo utilizamos en su forma simple, normalmente estamos implicando la existencia de una condición previa a lo hablado, independientemente de que hagamos explícita dicha condición.

Así, por ejemplo, en la frase:

Me sentiría muy bien

No estoy diciendo que me siento bien… lo que estoy implicando es que existe una condición previa, de la cual no he dicho nada, que me haría sentir bien, ¿cierto?

Si me lo platicaras te escucharía con atención

Aquí sí estamos haciendo explícita la condición: no me has platicado algo pero, si me lo platicaras… Esta condición se establece lingüísticamente como necesaria para que yo “te escuche con atención”. Por eso decimos: “te escucharía“.

Como puedes ver, el pospretérito simple lo utilizamos normalmente para especular acerca del futuro. Es un razonamiento hipotético: Si se da una condición, pasaría algo más.

Sin embargo, cuando utilizamos el pospretérito en su forma perfecta, normalmente lo hacemos para especular acerca del pasado. Qué loco, ¿no?

Así, por ejemplo, en la frase:

Me habría sentido muy bien

Estoy estableciendo implícitamente la existencia de una condición, de la cual no digo nada, que no ocurrió en el pasado; ergo, estoy diciendo que no me sentí bien, justamente porque dicha condición no se presentó.

NOTA: muchos que hablamos castellano preferimos el uso de otra construcción verbal: “me hubiera sentido muy bien” (que es el pretérito del subjuntivo). La diferencia fundamental es que esta forma verbal NO implica la existencia de una condición -al menos no sintácticamente hablando. Para establecer dicha condición tenemos que hacerla explícita, como cuando decimos “me hubiera sentido muy bien si me hubieras besado” (expresión que muchos expertos calificarían como mal construída, de hecho).

Si me hubieras platicado te habría escuchado con atención

Nota que aquí la condición sí es explícita: estamos afirmando que la condición no ocurrió en el pasado, por ello, tampoco ocurrió el acto de “escuchar con atención”.

Como has visto, el pospretérito perfecto lo utilizamos normalmente para especular algo acerca del pasado. También es un razonamiento hipotético: No se presentó una condición, por lo tanto, tampoco se presentó su consecuencia.

Ahora sí, vuelve a leer la nota del diario norteño (ahora con un subrayado que hice en los verbos conjugados en pospretérito perfecto):

El cantante y ex líder de Soda Stereo habría fallecido el día de hoy, de acuerdo al diario costarricense La Nación Viva.

De acuerdo a la nota del periódico La Nación Viva, su fallecimiento se habría dado el día de hoy a las 5 de la tarde, hora de Argentina.

El músico Argentino habría fallecido el día de hoy tras permanecer 4 semanas en estado de coma luego de un accidente cerebrovascular ocurrido después de un concierto en Venezuela.

¿”Habría fallecido”? Su fallecimiento, ¿”se habría dado”?

O sea que, ¿no ocurrió? ‘Tons, ¿pa’ qué nos lo platican?

¿O sea que el periodista ya sabía que Cerati no había muerto y aún así decidió publicar su nota con un toquecito de pospretéritos perfectos nomás para protegerse de su mentirota?

El arte de ser periodista a veces conlleva una buena habilidad para decir lo que no ocurrió pero lo suficientemente interesante para vender unos 6 periódicos.

El pospretérito perfecto es maravilloso en este sentido, porque si no ocurrió lo dicho, el periodista puede decir que jamás dijo que había ocurrido… sólo dijo que habría ocurrido; y si, por otro lado, ciertamente ocurrió lo dicho, el periodista puede presumir que él fue el primero en decir la noticia al mundo entero.

Como este periodista, cuyo nombre no nos dijeron, que quería más menciones en Twitter y Facebook.

No sé tú, pero yo habría pensado que este tipo era muy inteligente.

{ 8 comments… read them below or add one }

Leave a Comment